Nuestra particular entrega de Los Oscar

Con la resaca de los Oscar, y ya más calmadas tras la emoción que sentimos por Leo, podemos recapacitar y hacer nuestra propia entrega de los Oscar a las mejor vestidas de la noche. 

El Oscar a la más guapa es para Olivia Munn. Iba sencillamente espléndida con un discreto Stella McCartney en color anaranjado. Lo combinó con un brazalete en forma de sepiente con brillantes de Forevermark, un labial a juego y un moño bajo con raya en medio. ¡Estaba de 10! 

Olivia-Munn

El Oscar a la perfección personificada. Porque sí, si la perfección existe debe ser algo parecido a Margot Robbie. Y es que se mimetizó con la estatuilla y lució este espectacular diseño de Tom Ford, maquillaje nude, aros de brillantes y clutch negro, estaréis de acuerdo con nosotras en que consiguió brillar por encima de todo. (Excepto de nuestro Leo).

Margot-Robbie

El Oscar a la que arriesgando ganó. Y no entraremos a  valorar su falta de expresión debido a algunas mejoras que "sospecho" se hace de manera continuada en el rostro (porque me parece que está estupenda, oiga). Pero Cate Blanchett arriesgó en color y diseño. Lució un espectacular vestido de Armani Privé, hasta ahí poco riesgo podía haber, pero se decantó por un color azul pastel que a priori no parece favorecer a alguien con su tono de piel. Las incrustaciones florales por todo el diseño lo hicieron de lo más especial. Reconozcámoslo, GUAPÍSIMA, con mayúsculas. 

CAte-Blunchet

El Oscar a la discreción (y al mejor marido). Como lo leéis, y es que aunque a estas alturas nuestro ojito derecho ya sabéis quien es… En la oficina también sentimos debilidad por Eddie Redmayne y su cara de no haber roto un plato en su vida. A eso le sumamos la imprescindible presencia de su mujer Hanna Bagshawe, y lo perfectamente combinados que van (ambos de terciopelo negro y de Alexander McQueen), y lloramos de alegría.
Ella ya apostó por la combinación del dorado y el negro cuando su marido recogió la estatuilla el pasado año, y lo ha vuelto a hacer saliendo airosa. Porque si algo funciona ¿por qué no repetir?

Hannah-Bagshawe

El Oscar a la que lució perfectamente el color maldito. La galardonada como mejor actriz de reparto por La chica danesa, Alicia Vikander, ya cuenta con una belleza natural privilegiada, por eso pudo permitirse desafiar a la mala suerte con este modelo amarillo pastel firmado por Louis Vuitton. Era un diseño palabra de honor, de falda asimétrica e incrustaciones en plata. Lo combinó con un sencillo semirecogido y un maquillaje que potenciaba sus rasgos aniñados. Perfecta para la ocasión.

Alicia-Vikander-amarillo

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply